El poder de la persona – Comentario sobre la obra de Carl Rogers, parte II

Implicaciones sociales del paradigma rogeriano.                                                          El reconocimiento y validación de la subjetividad abren la puerta a una forma diferente de estar en el mundo. No se trata de un nuevo paradigma que no haya sido descubierto ya. Se refiere a algo tan sencillo como recuperar la cualidad humana de nuestra existencia.

En mi opinión, un aspecto interesante y fundamental que nos plantea Rogers en este libro es el hecho de que considera al ser humano como intrínsecamente digno de confianza y capaz de auto-dirigir su propia vida y desarrollo. En otras palabras, el individuo es concebido como un organismo capaz de comprenderse a sí mismo, con la habilidad suficiente como para evaluar su experiencia interna y externa, y con la capacidad para realizar las elecciones necesarias que le permitan dirigir su vida de manera constructiva y hacia la autorrealización. Es decir, este enfoque plantea una visión positiva en la que es el propio individuo quién debe tener las riendas de su vida en la medida que posee los recursos para ser crecer y ser feliz. Sin embargo, no es menos importante tener en cuenta que estos recursos sólo pueden surgir cuando el individuo se encuentra en un estado armonioso, equilibrado, en el que es capaz de conocerse a sí mismo, aceptarse y actuar de forma congruente con sus percepciones organísmicas. En concreto, esto sólo resulta posible cuando el individuo se permite ser y le permiten ser; es decir, cuando goza de un ambiente que lo acepta incondicionalmente, que se manifiesta de forma congruente y que está lo suficientemente abierto como para comprenderlo desde su marco de referencia. O, lo que es lo mismo, cuando el contexto le ofrece un amor no posesivo en el que se le proporcione un espacio para poder SER de manera libre. Considerado desde un ángulo socio-cultural, nos referimos a un ambiente en el que el control social deja de existir como tal, y en el que el poder pasa a estar completamente en manos del individuo, un sujeto que tiene la capacidad de juzgar por sí mismo y de tomar las decisiones más adecuadas para su realización. En definitiva, una postura ciertamente revolucionaria que deja el poder y el orden social en las relaciones interpersonales, sin el control de ningún tipo de estamento que pretenda acaparar el “saber” por encima de las percepciones individuales. Este tipo de enfoque implica un drástico cambio social en la medida en que la subjetividad es potenciada como base para el crecimiento tanto individual como social; en la que la autenticidad, la aceptación de uno mismo y del prójimo, y la capacidad de ponerse en el lugar del otro son el sustento de las relaciones. Un forma de vinculación que se articula sobre un orden social que afirma constantemente la individualidad. Es así que, a diferencia de cómo se pretende construir la sociedad actual, en la que el poder se genera en círculos reducidos y en los que el saber se impone de forma descendente, éste modelo alude a un poder social construido desde el plano individual sobre la base de la relación del individuo consigo mismo y con sus pares, sin imposiciones ni verdades impuestas desde estamentos superiores. Un poder surgido desde la base y que es validado constantemente en la medida en que no es ni rígido ni absoluto, sino que es otorgado y susceptible de ser modificado a cada momento y en cada circunstancia. Tal y como plantea Rogers en todos los ejemplos que proporciona en el libro, la repercusión de un planteamiento centrado en la persona conlleva necesariamente un cambio político de calado en la medida en que el poder establecido deja de ser tomado como el único referente social aceptable y pasa a residir en el individuo y en sus relaciones interpersonales.

Desde mi punto de vista, los planteamientos del enfoque centrado en la persona implican un cambio radical en la concepción del hombre y en su capacidad para retomar el control sobre sí mismo y sobre el mundo que habita. En cierto modo, supone una revolución social silenciosa y de gran magnitud en la medida que devuelve al individuo su capacidad legitima para gobernarse a sí mismo con independencia de presiones externas que pretendan controlarlo y someterlo. Sin embargo, no se promueve la individualidad ni el aislamiento, sino que se apuesta por un diálogo abierto, por una comunicación interpersonal auténtica y una convivencia armoniosa con nuestros pares. En definitiva, teniendo en cuenta la capacidad de control social que tiene el poder establecido tanto en forma de gobiernos, de multinacionales o de centros de poder, desde los que se inoculan corrientes de opinión interesadas en manipular al individuo, este modelo humanista proporciona una vía imprescindible para fomentar la toma de consciencia, la libertad y la independencia necesarias para recuperar el verdadero valor de la existencia humana y la dignidad del individuo. Este simple gesto de aceptarse a sí mismo, abrirse a las experiencias, ser congruente y empático hacia uno mismo y hacia los demás, puede significar un paso clave hacia la emancipación y la destrucción de unas cadenas que pretenden imponer un modelo de éxito predeterminado que ni siquiera se pregunta cuáles son las verdaderas necesidades de cada ser humano.

Copyright © 2018 Esteban Andrés Galliera Elizalde.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Acompañamiento, Alegría, Atención plena, Cambio, Cambio social, Compasión, Compromiso social, Congruencia, Contacto, Corazón, Cuerpo, Emociones, Empatía, Liderazgo, Meditación, Mindfulness, Presencia, Psicoanálisis, Responsabilidad, Sabiduría, Salud mental, Sociedad, Terapia persona a persona, Transformación, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s