La vie et la mort, dos viejas amigas.

La muerte y la vida. Compañeras inseparables.

La muerte y la vida son inseparables, por eso, aproximarnos a la muerte y a la manera en que morimos es acercarnos a la vida. A pesar de que sentimos cierta curiosidad y atracción por la muerte, lo cierto es que apenas hacemos el intento de integrarla en nuestra existencia sólo a través de la literatura, el cine u, hoy en día, las de series que vemos en televisión o internet. A la hora de la verdad, sin embargo, le damos la espalda; un momento sagrado como éste queda relegado a la invisibilidad y el ocultamiento dentro de nuestros hospitales, tanatorios u hospicios.

Lo que resulta ser, junto al nacimiento, uno de los tránsitos vitales más trascendentes de nuestra existencia, queda sumido en el anonimato más absoluto de la soledad y la falta de reconocimiento. Sin embargo, es un cambio más en nuestra vida, que nos pone cara a cara con la impermanencia y que, probablemente, nos gustaría atravesar en buena compañía, propia y de otros. Quizás sólo por eso conviene familiarizarnos con él.

Del mismo modo que celebramos un nacimiento dando la bienvenida, es posible abordar la muerte como una despedida, quizás “la despedida”. Aún así, no es algo que resulte fácil. Nuestra cultura hedonista e individualista nos impele a dar la espalda a aquello que nos remita al deterioro físico, la fealdad, el fracaso y, por ende, la muerte. Mucho de nosotros reconocemos que esto nos aleja de nuestro corazón, nos deshumaniza y nos des-integra como personas. Por eso, la propuesta de Anitya para la jornada de la CCEB de este año 2.017, se centra en vivir la muerte y el morir como una manera de aproximarnos a este tránsito vital tan importante; y la clave de este encuentro es abordarla desde la vertiente más humana posible, a través de experiencias en el acompañamiento, de experiencias de vida a través de la muerte; con el espíritu de mantener el corazón abierto, la mente clara y la consciencia comprometida del presente.

Copyright © 2017 Esteban Andrés Galliera Elizalde.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Acompañamiento, Alegría, Anitya, Atención plena, Budismo, Compasión, Compromiso social, Congruencia, Contacto, Corazón, Cuerpo, Dolor, Emociones, Meditación, Mindfulness, Muerte, Presencia, Sabiduría, Transformación y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s