La cualidad orgánica de la compasión

ctr-16_01_2017

Una acción sin compasión es como plantar un árbol muerto, éste nunca crecerá.
Sin embargo, cualquier acción que sea hecha con compasión (es decir, que contenga la intención de aliviar a todos los seres de su sufrimiento), es como plantar un árbol vivo. Éste crecerá interminablemente y nunca morirá.
Incluso si el árbol llegara a morir, siempre dejará como legado sus semillas, las cuales crecerán también como otros árboles. Del mismo modo, la cualidad orgánica de la compasión hace que ésta crezca más y más.

Chögyam Trungpa Rinpoché.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alegría, Atención plena, Budismo, Compasión, Compromiso social, Congruencia, Corazón, Cuerpo, Emociones, Liderazgo, Meditación, Mindfulness, Presencia, Responsabilidad, Sabiduría, Sin categoría, Transformación y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s